miércoles, 25 de mayo de 2011

Música



El sonido de la vida
el verdadero
del que escapa la muerte
porque le sobra vergüenza
ese sonido solo tú extraes
cuando haces pasar el aire
por donde nunca lo hace
y lo devuelve el cuerpo a tu ritmo
el que marca tu baile
y oír esa queja
me eleva mientras la piel arde
que no hay melodía mayor
ni sinfonía más pequeña
que ese crujido del aire
que de mi cuerpo sale
cuando así entras salvaje
y vengan luego Mozart y Wagner
a contarme de notas
y de arte...

Carmen Soriano
Todos los derechos reservados

2 comentarios:

  1. Momentazo... Que manera la tuya de expresar la pasión... Nadie como tu, pero nadie, nadie... Ese momento en el que sin pudores gritariamos para que se enterase el mundo de que es nuestro segundo de placer, de ese placer por el que merece la pena esto de vivir.

    ResponderEliminar
  2. Música de la que ni saben en el cielo mi niña... a ella se hacen mis oidos y mi verbo, gracias solfeadas en este momento, bello tu recorrido, en la piel lo siento!

    ResponderEliminar