viernes, 10 de junio de 2011

Vaivenes


Arde conmigo
renueva…
Sueño contigo
reniego…
al parapente le falta una cuerda
miran agradecidos los riscos
quieren sangre, la nuestra
si caemos
sucumbimos
no será ella
nos sabe, nos deletrea
velada por la lluvia espera
tijera y cordel preparados
si tú caes yo caigo
destino
no creo…
persigo
consigo
me dices...
persistes
consigues
y sigue racheando el viento
caen monumentos antiguos
apedrean
no llegan
arriba
falta una cuerda en la tela
que tan alto nos sostiene
vaivén que revive y acelera
fortuna que los riscos esperan
caída que traerá la muerte
cuestión de supervivientes
o la inercia que obliga a la vida
¿será posible restaurar el parapente
con sólo jirones de nuestras pieles?
yo no sé…
tú no digas…

CARMEN SORIANO
Todos los derechos reservados

10 comentarios:

  1. Definitivamente, Carmen, si tú caes yo caigo, y tal vez no sean suficiente los jirones de nuestras pieles para atenuar la caída, pero la muerte se vuelve algo muy hermoso e intenso cuando se vive una y otra vez desgarrando el silencio en cada desgarramiento de la piel que nos inflingimos con nuestro amante... Bueno, eso es lo que creo... pero yo no sé (tú no digas). Genial poema (¡Ah!, SOY Cristián, tu admirador anónimo)

    ResponderEliminar
  2. mejor seguir volando Cristián, y a tu pregunta no eres el único anónimo pero si el más querido, gracia siempre por atender a mis escritos, besos gato!

    ResponderEliminar
  3. Con cordeles del alma, de ese alma tuya se repara el parapente más destrozado del mundo para poder seguir volando. Te quiero. Gracias por este balneario... Es relajante.

    ResponderEliminar
  4. sean de piel Maravillas, o sea bien alto el vuelo que si ha de caerse sea desde bien arriba y diga luego el refranero que nos quiten lo bailao! gracias mi amor por tanta caricia...

    ResponderEliminar
  5. Caliente , caliente...Eso, estaba allí, halé el cordel y descubrí que lo que duda tuvo pasado alegre vuelve y por seguro, días felices... que de tu invitación o equivalentemente, por la piel entrando, me dejo ir, y voy...Sana palabra, que cura y amortigua...Besos mi amor querida Europa Prima...

    ResponderEliminar
  6. Lugares comunes te dije amor... lugares comunes, común esfuerzo y común llanto, fértil siempre... mi amado Restrepo!

    ResponderEliminar
  7. La caída te agobia el cometido, es pensando en ella que vivimos, sin podernos sustraer de lo prohibido, somos solos, aventureros, ajenos, transitando nuestros miedos nos veremos en el más amplio espectro del mortecino descenso. Felicitaciones Poetisa.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Mardy por licuar mis letras, es tu pupila única para con ellas y mi agradecimiento extensivo a todo tu ser, por lo dicho y el orgullo de ser tan bien leida,mil gracias. Mil besos.

    ResponderEliminar
  9. Esto se desmorona a nuestro alrededor,siempre en caída libre,siempre echos jirones,esta es otra caída mas ,pero seguro que cogeremos una vez mas impulso y nos elevaremos de nuevo,somos supervivientes,eso nunca lo olvides camarada.Engarzas las letras como un torrente y las conviertes es estandarte en lo alto de un castillo que yo escalo día a día para poder conquistarlo

    ResponderEliminar
  10. Está tu bandera izada allí desde ese día que dieron tus ojos con mis letras y dio mi alma con tu sabiduría Mayte querida, que engalanas mi casa y alegras mi corazón a cualquier hora, gracias como siempre, impulso que bien das... millón de besines!

    ResponderEliminar