miércoles, 3 de agosto de 2011

Desde mi techo



No sé cómo ocurrió
si es cosa de Dios o de familia
tengo el alma enchapada
puro titanio parece
incomprensible blindaje
por la luz impenetrable…
del pulido que le dio la vida
de espejo para todos hace
todos se acercan siempre
todos en ella se miran
mientras sola se muere
queriendo escaparse
entre dos sólidas costillas…
y al resto tan fuerte parece
por el brillo y la armadura
que nadie sabrá esta agonía
este estar enterrada en mi misma
logré un día una rendija
una grieta venturosa
por la que entraba la luz de día
algo de aire fresco
posibilidad de volver a la vida
engaños todos bienaventurados
que hoy deshace mi ego
el único que la conoce
el que la mantiene viva
el único amante que la sabe
el único que se queda…
ahora mi alma blindada
y mi ego enamorado
dialogan sobre la esperanza
para que ella no se muera
para que él no se vaya…
y mientras yo, desnuda
sin ego y sin alma
miro al techo
una vez más
el techo…
mi techo…
el de todos los solos…

Carmen Soriano
Todos los derechos reservados

10 comentarios:

  1. NO TIENEN TECHO LOS SOLOS QUE LES TAPE EL CIELO...ES ESE EL CIELO RASO DE LOS QUE MARCHAN PAREJOS CON SU SON, EN DUALIDAD INSIGNE, COMO DROMEDARIO A SU GIBA ENSAMBLADO...Y ENTRE LAS PREMURAS DE SABERSE Y SERSE, QUE A VECES EN LA MISIÓN DE VIDA NO MARCHAN PAREJOS, LA VOZ COMO HÁBIL BUSCADORA TIENE UN PAPEL DIVINO, ESMERALDADO, DECIR, CALLAR, NOMBRAR, A TODOS LOS QUE ALLÍ SOBRE LE TEJADO, ESPERAN AMOROSOS PARA HACER CON TU VENTURA ALGO DE TI, EN ALGUNA PARTE DE LA CASA....

    ResponderEliminar
  2. No falte la palabra nunca amor, así sea para usarla como daga, mejor como ramillete de gardenias o conjuro para la suerte...

    ResponderEliminar
  3. logré un día una rendija
    una grieta venturosa
    por la que entraba la luz de día
    algo de aire fresco
    posibilidad de volver a la vida.
    También yo después de desangrarme los dedos de tanto escarbar,logre abrir una,primero era como si me dieran la libertad y me pegaran un tiro por la espalda, desde que conseguí abrir aquel hueco me deslice por el y nunca volví al encierro.Gracias mi querida poeta.

    ResponderEliminar
  4. Creo, Carmen, que mi comentario te lo haré llegar luego... tu poema es demasiado importante para esta mi alma enmudecida por el asombro. No sabría comentarte algo aquí, ahora. Te reverencio, Poeta. Te adoro, Poeta.

    ResponderEliminar
  5. Mi amado gato son tus maullidos el eco de mi alma ya los dejes en el patio o en el tejado, gracias Cris, desde el alma, por todo.

    ResponderEliminar
  6. Que habré yo de hacer en este mundo, onde dialogo conmigo y conmigo? onde todo se acerca y afasta de mi, onde soy pero ya no me reconosco, onde la desesperanza se aboletó pero yo sé que el Esperanza inda vive, onde me acostumbré a un mundo bueno que ya no és onde vivo... Que podré, que podria yo hacer en el otro mundo??? Cuanto querria me quedar entre las significaciones que aprendi a amar....
    Mi ego y mi alma se peleian y yo quiero detener lo tiempo onde mi alma besaba mi ego...
    Un lamento? Un grito?
    Una belleza desbordada por los caminos de la vida!!!!
    Un beso de mi alma para la tuya

    ResponderEliminar
  7. Mi Mayte, qué rendija habrías de hallar cuando eres luz que por las mías se cuela, risueña a veces, otras dolorosamente sincera... luz del norte que mi aire refresca, te quiero mi asturiana.

    ResponderEliminar
  8. Todos tus besos bien guardo Maria, junto con tus lecturas y comentarios. son buenas razones para seguir con esto que me da la vida y también me la quita... besos mi lusa del alma.

    ResponderEliminar
  9. Sí habemos solos en la vida, no es algo de familia, no. Ese techo lleno de estrellas y palabras estelares que miras para luego pasar transmitirlas a tus lectores, lamentablemente y sin saber porqué, bien parece que para surgir merece de la soledad. El gran cultivo de las emociones que hace que desarrollemos ideas que pueden tener su impacto en nosotros y en los demás con quienes las compartimos.

    Un gusto leerte, guapísima.

    Gracias por compartir y por aceptar publicar en requilibremos.

    Un abrazo fuerte.

    Andri

    ResponderEliminar
  10. Gracias Andri, hiciste el honor mío al invitarme, ahora haces la gracia que acompaña mi cielo con tu visita en mi casa, abrazos.

    ResponderEliminar