domingo, 19 de junio de 2011

La luna y la gula



Del hambre que no sabes nada
porque nunca te fue tan acuciante
darán tus costillas testimonio
esta noche, o mañana, o pasado
en ese instante en que conozcas
de la indigencia que me hace
si te cruzas conmigo en una esquina
o nos topamos en el metro
si coincidimos en el teatro
o en un mesón cenando
será en ese segundo preciso
cuando te devore
y sacie con tu prieta carne
el hambre que me provoca
este amor antropófago
que a mismísimo Baco asombra
porque sabe de antemano
que no dejaré de ti ni una gota…
Sabrás entonces qué te advertían
mis ojos mientras bailábamos
aquel inocente día
cuando yo ya quería devorarte
y tú como niño me decías
mira la luna…
 ¿verdad que está divina?...

CARMEN SORIANO
Todos los derechos reservados

20 comentarios:

  1. Tiene el deseo, la pasión desmesurada, algo del hambre antropófaga, no me cabe duda, con un atenuante, no se sacia fácilmente, tal y como lo pedía aquel tema de salsa; "Devórame otra vez"...
    Una confesión que puede hacer saltar el dique de la prudencia y hacer que dos acaben irremediablemente contagiados del mismo fuego... sin duda carmen un poema que despierta la imaginación allí, donde todos nos afanamos en no tener cordura.. genial!!... Besos

    ResponderEliminar
  2. Tienes algo único, reitero, son tus lecturas tan sabias como tus reflexiones de ahi que no puede barrerlas el viento, gracias Antoñi, adornas mis letras cada vez que vienes, eres un lujo, besos!

    ResponderEliminar
  3. El hambre de amor tan difícil de saciar,porque cuando mas comes mas hambre te despierta,hace que nos desahoguemos en palabras,que solo logran acrecentar aun mas nuestra necesidad de sentir el enajenado deseo de sentir junto a nosotros esa piel tan anhelada.Es de noche en mi país,llueve y querida niña me has hecho sentir hambre.....Besos volados a tu alma!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡Divina Carmen!!!! ¡¡¡¡Divino poema!!! Y el toque final...tan románticamente pueril para contener tanta pasión me fascinó!!!!

    ResponderEliminar
  5. Al vuelo tus besos tomo pues salto alto Alberto, gracias, es cierto, no se sacia el hambre que el amor causa por eso duele la piel a veces, se precisa un poema para aliviarla... abrazos querido mío y como siempre gracias por tu mecenazgo espiritual!!

    ResponderEliminar
  6. Cj de la comunión contigo ya no te repito, pero las cotas que alcanza dan lugar a cosas tales como emocionarme hasta la medula con tus versos, o recibir cada signo de admiración con un salto en el alma, qué cosa esta contigo, mil gracias amiga mía, besazos!!

    ResponderEliminar
  7. Hambre muy exacerbada, y que, por una inocentada, te ofrezcan una Luna plateada??!!!..., o sacias tu hambre con quien te acompaña..., o quedas con tu inocente hambreada.. Rutilante e imaginativo tu bello poema Carmen. Te dejo Un hambriento beso en tu Luna inocente. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Gracias siempre a tí Fabio por acudir a leer mi alma desdoblada, mil besos amigo mío que en algo saciaran de luna tus labios.

    ResponderEliminar
  9. Surreal y bello Carmen, El antropófago instinto del amor, el comerse al ser amado para que permanezca en tu interior. Existe, existe.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Patricio, y tanto que existe, llagas en la piel tengo por muestra... besos!

    ResponderEliminar
  11. Me atrapa la calidad del arte en que se expresa tu deliciosa sensualidad, Carmen, eres una poeta genial y una dama tan sutil como hermosa. Me felicito mucho por haberte conocido. Agradezco mucho que exista tu poesía y que me invites a ella. He amado las posibilidades de este delirio antropofágico, su erotismo que casi he podido sentir en propia piel. Gracias, Carmen,Poeta (mmm soy Cristián, ¿vale?)

    ResponderEliminar
  12. Gracias Cristián, ya te dije, mi anónimo favorito, mil besos agradecidos.

    ResponderEliminar
  13. Adiestrado para todos los trabajos, para una a una todas las tareas, que me he tomado las ganas de volver mi cotidiano quehacer, he dejado para luego respirar mientras te pienso, amor, mientras me someto a esta bendición de ser el lujo de tu aire, la lentejuela más grande de tu ropa, el mejor pensamiento de los astros que nos dan su bendición a cada instante...Hoy te traigo mi sangre, me he dejado intacto para que luego me tomes como quieras, hermosa dama certera de mis latidos autora, Europa Prima...

    ResponderEliminar
  14. Era así que sólo eso me saciaría... gracias por ser mi mejor bocado...

    ResponderEliminar
  15. Carmen sino supiera de lo que estás hablando diría que estás exagerando en esta melodiosa hambruna me has convocado...retomo tus penumbras, tu piel al acecho, tu arrojo bohemio...el miedo pierde terreno...el hambre te vuelve fiera, y se ajustan a tus versos las más golosas quimeras! Como no voy a admirarte si hasta eres vidente!! Te aplaudo sin mesura y sin recato!

    ResponderEliminar
  16. cuando te devore
    y sacie con tu prieta carne
    el hambre que me provoca........

    Dios, mi voz del ángel, despiertas en mi
    mil cosas olvidadas ya...
    UN DULCE PRETEXTO, PARA IR A MIS PECADOS Y
    HACER DE ESTE EN PARAISO EN MIS INFIERNOS...

    GRANDE MI PRECIOSA....

    ResponderEliminar
  17. Mi Abimusa del alma no me creo, sabiendo de tu aroma a fuego, tengas nada en el olvido, te quiero linda mil gracias por llegar a sentir conmigo...

    ResponderEliminar
  18. No hay lugar para las dudas mi querida Mardy, si estamos hechos todo de lo mismo y a todos nos puede el hambre, mil gracias querida por acompañarme es tu regado aquí algo impagable, mil besos Mardy!!

    ResponderEliminar
  19. carmba Carmen, te superas amiga (p.Larios)

    ResponderEliminar
  20. Gracias Pedro por el interés amigo mío!! besos.

    ResponderEliminar