martes, 24 de mayo de 2011

Una


Simple
para desliar estos asuntos
Llana
sólo en la última cornisa
Retorcida
para caber en los rincones
Complicada
eso fue culpa de la vida
Sabia
ignorante ignorada a veces
Sola
irreverentemente acompañada
Viva
por la suerte enterrada precozmente
Zorra
con mi alma lagarterana
Noble
sin saber acallar las ansias
Herida
porque siempre sobraron espadas
Locuaz
para poder dañar facilmente
Fértil
engendrando solo sueños
Tuya
obligada elección recurrente
Mía
sin lugar donde esconderme…

Carmen Soriano
Todos los derechos reservados

2 comentarios:

  1. Genial, impresionante, imaginativa... Poeta... Te quedaste corta en tu definición... Grande, eso eres, MUY GRANDE.

    ResponderEliminar
  2. Y si tú lo dices he de creerlo, jeje, habla la vanidad que es a veces mucha... gracias!!

    ResponderEliminar