miércoles, 18 de mayo de 2011

Sin certificado



Cerrar la puerta y dejar las llaves por fuera
guardar por error el tabaco en la nevera
llamarte por el nombre de otro
mientras es tu ropa la que huelo
tomar y dejar sin motivo el mismo cuento
y me llamas loca, sonriendo
mientras es la oligofrenia de otros
ese estúpido arrogante banquero
esa pérfida incestuosa y lasciva
esa vecina que sin razón no me mira…
hasta el cartero que aun no sé por qué se quitó la vida
si debía traerme esta mañana el certificado que decía
que no soy yo, que son los otros
y no importa que me digas loca
mientras que haciéndolo sonrías
si fuera de aquí no hay cantos rodados
ni fuera de ti me consigo
de esta cordura que ahora
sólo tu amor me procura
y así me mantengo con vida
mientras esperan las hienas convencidas
que tendrán razones para reírse
cualquiera de estos días…

Carmen Soriano
Todos los derechos reservados

4 comentarios:

  1. Ay, Dios mío, como puedes serme tan gemela y al mismo tiempo estar allí prendida de tus yemas, tus dedos, tu tristeza motivada y tu alegría sincera...Carmen, la de la vega boscosa que anhelo conocer....Qué belleza de letras!!

    ResponderEliminar
  2. De mi misma prendida como no puede ser de otra manera, si solo a nosotros mismos tenemos y a nosotros nos debemos, gemelos porque igual sentimos o igual fuimos, gracias por el impulso, siempre!

    ResponderEliminar
  3. Nunca dudes
    Comerte los tuétanos
    Mientras ríes a carcajadas
    Humedeciendo tus lóbulos
    Y gritándote loca, porque el puto papel
    Escondido bajo tu espalda lo tengo
    Mas nunca dudes, yo te miro con mis dedos
    Por ello no so ciego, te siento muy dentro…
    Bsts.Mil. Mi Piel.

    ResponderEliminar
  4. Es entonces excelsa tu mirada amigo mío, por eso es que me gusta cuando objeto de ella me haces y llegas con tus dedos a mis letras o a mi alma, mil gracias siempre de mil besos acompañadas.

    ResponderEliminar