martes, 17 de mayo de 2011

Por hablar...


No sirve de nada que te diga
cómo me tienes de loca
si no puede corroborarlo mi boca
abriendo en tu piel ramales
y así sanar todos los males…
No sirve de nada que te muestre
como duele la piel sin tu aroma
si no puedo bañarte en saliva
para mejor depurar tus poros
y así sepas de esta forma de ver la vida…
No sirve de nada que te cuente
como soy por ti de resistente
si no puedo darte mi espalda
para enseñarte sus secretas lisonjas
y así sepas qué hizo famosa a Sodoma…

Si nada sirve para nada..
¿por qué no vienes ahora
te sientas sobre mi boca
y dejas que te cuente todo esto
en directo y en primera persona?

Carmen Soriano
Todos los derechos reservados

2 comentarios:

  1. Atrevido lamento
    De una boca lasciva
    No la que espera de mi llegada
    Sino de aquella que blasfema en la nada
    Pues de cierto sabes
    La distancia no es menoscabo para contarte
    Cada nódulo que tu columna me enseña
    Donde comienza el deseo y la suavidad de la sien
    Y muere en profundos pozos donde ahogar
    Nuestra sed
    Vete boca que atolondras
    Pues envidia es lo que te colma
    Ante esos ojos esperanzados…
    Bsts.En el centro de tu pensamiento, a ver qué dice tu piel.Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por los besos Santiago, también sonríe la piel, van juntos en mi caso, piel y pensamiento.. queda en ambos tu comentario para el resto de los tiempos en los que se torne mi boca quejumbrosa... mil gracias siempre por el sustento.

    ResponderEliminar